ecodrive.org


   

 

 

 

ECOWILL has been endorsed by the European Commission's Sustainable Energy Europe Campaign as an Official Partner.

 

www.ecodrive.org: Home



Conducción Eficiente – El concepto

 

Conducción Eficiente significa conducir de manera inteligente ahorrando combustible. La Conducción Eficiente es un nuevo concepto que aprovecha los beneficios de las últimas tecnologías incorporadas en los vehículos, al mismo tiempo que mejora la seguridad vial. Como componente importante de la movilidad sostenible, la Conducción Eficiente contribuye considerablemente a la protección del medio ambiente y a la reducción de la contaminación.

 

 

Conducción Eficiente – Los beneficios

Seguridad

  • Incremento de la seguridad vial
  • Mejora de las técnicas de conducción

 

 

Medio ambiente

  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2)
  • Menor contaminación local del aire
  • Reducción del nivel de ruido

Economía

  • Ahorro de combustible/dinero (5-15% a largo plazo)
  • Costes de mantenimiento del vehículo más bajos
  • Reducción de los costes de accidentes

Social

  • Conducción más responsable
  • Menor estrés durante la conducción
  • Mayor comodidad para conductores y pasajeros

The sole responsibility for the content of this webpage lies with the authors. It does not nevessarily reflect the opinion of the European Union. Neither the EACI nor the European Commission are responsible for any use that may be made of the information contained therein.

 

Las "Reglas de Oro" de la conducción eficiente

1. Anticiparse al flujo del tráfico

Observar lo que sucede delante de nuestro vehículo en la carretera para anticiparse al flujo de tráfico tanto como sea posible.

Actuar en lugar de reaccionar - incrementar el ámbito de actuación con una distancia adecuada para aprovechar la inercia del vehículo.

 

2. Mantener una velocidad constante a bajas revoluciones

Conducir suavemente, utilizando la marcha más alta posible a bajas revoluciones.

 

3. Subir de marcha pronto

Subir de marcha a aproximadamente 2.000 rpm.
Tener en cuenta la situación del tráfico, las necesidades de la seguridad y los aspectos específicos de los vehículos.

 

4. Comprobar la presión de los neumáticos con frecuencia, por lo menos una vez al mes y antes de conducir a gran velocidad

Los neumáticos deben mantenerse adecuadamente inflados ya que la presión baja es un riego para la seguridad y consume más combustible. Para saber la presión idónea, revise el manual de usuario del vehículo.

 

5. . Considerar que cualquier uso de energía cuesta combustible y dinero

Utilizar el aire acondicionado y el equipamiento eléctrico de manera inteligente y desconectar lo que no sea necesario. La corriente eléctrica se genera por un gasto extra de gasolina en un motor de combustión, por tanto, el equipamiento electrónico no funciona “gratis” – siempre cuesta energía y dinero.

Evitar pesos muertos y cargas aerodinámicas.